La leyenda de Tristán e Iseo

La leyenda de Tristán e Iseo - Similitudes entre Tristán y Lancelot - Sobre Iseo - Argumento

La leyenda de Tristán e Iseo

Es Tristán el héroe de una de las leyenda s de origen celta más conocidas. Es posible que la imagen de Tristán se remonte a un personaje histórico de Cornualles, como parecería demostrarlo su manolito funario entre Tintagel y Bodmin, donde se le domina "hijo de Conomorus", otro nombre del Rey Mark (Marcos). Como fuere, la leyenda lo asimiló al héroe irlandés Diamaid, amante de Grainne: la compración de ambos relatos no deja mucho margen para la duda al respecto.

Simbólicamente, Tristan representa a la luna, mientras que Iseo es la imagen del sol. La novela en prosa del siglo XIII destaca el hecho de que Tristán moriría si no tuviese relaciones íntimas con Iseo por lo menos una vez cad mes. Todo esto guarda estrecha relación con el calendario celta, que es un calendario lunar. Por otra parte, en las lenguas célticas, la luna es de genero masculino y el sol, femenino.

En el mito original, Tristán no ama a Iseo, pero se ve obligado a amarla por el poder de la temible geis (hechizo ) lanzada sobre él por Iseo, detalle que fue sustituído en los textos franceses por el tema del filtro mágico bebido al descuido.

Similitudes entre Tristán y Lancelot

Al igual que Lancelot, Tristán puede ser considerado un modelo de caballero cortés: valiente, invencible, brillante poeta. En la tradición galesa, el personaje posee más elementos mitológicos, ya que, en efecto, es dueño de temibles poderes: las heridas que produce son siempre mortales y a la inversa, todos los que osan lastimarlo, mueren.

Sobre Iseo

En definitiva, la muerte trágica de Tristán, no es consecuencia de la herida envenenada que ha recibido, sino que se debe a que Iseo llega demasiado tarde: el sol no puede devolverle la luz que la luna necesita. El simbolismo es muy sugetivo.

Iseo, Isolda o Yesult, hija del rey de Iranda, esposa de rey Marc de Cornualles es pues, amante de Tristán.

Su arquetipo responde a la irlandesa Grainne, cuyo nombre proviene de la palabra grian que significa "sol".

Iseo, "La rubia", es la representación más antigua de la diosa solar de los celtas. En el mito, ella presta la vida, el calor y la luz a su amante Tristán, la luna.

Ella representa pues a la Mujer en su aspecto más total y radiante. Se correponde con la imagen de una divinidad todopoderosa: la Artemisa de los escitas de la que habla Heródoto.

El nombre Iseo no es de origen celta, sino del germano-escandinavo hild que significa "muchacha". Se supone pues, que hay influencia islandesa en la leyenda.

Argumento

Tristán era un joven caballero del séquito de su tío, el rey Marc de Cornualles. Un día, cuando una glondrina dejó caer un cabello rubio a sus pies, éste declaró que había de casarse con su propietaria. Tristán parte un su busca y llega a Irlanda, donde mata a un dragón que asolaba el país y solicita la mano de Iseo, la hija del rey, la mujer que estaba buscando. Tristan llevará entonces a Iseo con el objeto que la princesa desposara al rey Marc. La madre de Iseo, prepara un filtro mágico que se lo da a la doncella de su hija, Brangain, para que diera de beber de él al rey asegurando así el amor por su hija. Pero la doncella, por error, da a Tristan a beber del filtro que se enamora perdidamente de la princesa.

Pero Iseo igual se casa con Marc, aunque continúa siendo amante de Tristán. En varias ocasiones, se libran por muy poco de ser descubiertos...

Exiten diferentes finales según la tradición:

  1. El rey Marc, muerto de celos, mata a Tristán en cuyo abrazo mortal también mata a Iseo, enterrándose uno al lado del otro.

  2. Tristán es desterrado y se casa con otra Iseo. (Iseo, la de las blancas manos). Pero él sigue perdidamente enamorado de Iseo y se consume de amor por ella. Cuando Tristán está a punto de morir, después de enviar por Iseo para que la cure, su esposa le diche que el barco que ha enviado para traerla tiene velas negras, lo cual es signo de rechazo. Entonces, Tristán muere de pena. Pero Iseo sí viene en el barco y entonces, también muere de pena.

  3. Tras el destierro, Tristán vuelve a Cornualles y finge estar loco para volver a ver a Iseo. La gente se burla de él, pero consigue verla. En otras versiones, Tristán se vuelve loco de verdad.


Ver diferentes ediciones de Tristan e Iseo .

Ver tambien
 
comparte esta página en:

© Copyright 1999-2014 idoneos.com | Política de Privacidad | síguenos en: |